Claves para mantener a los camareros motivados

camareros

Un mito que existe dentro del sector de la hostelería es pensar que en los camareros tiene que existir una cierta rotación. Pero, si tenemos en cuenta que el principal activo de un restaurante es su equipo, ¿cómo podemos conjugar estas dos ideas?

Sencillamente no se puede. La realidad es bien distinta. Un restaurante podrá ofrecer un mejor servicio si tiene unos camareros motivados que sienten el negocio como suyo. La motivación no siempre es sencilla de lograr, pero conseguirla implica muchos beneficios.

Remuneración económica de manera periódica

Tan sencillo y tan simple como esto. Aunque puede ser que esta política únicamente se la pueda permitir algunos restaurantes, para un empleado pocas cosas hay tan gratificantes como recibir una mejor remuneración económica. Y es que el concepto es bien sencillo.

El negocio funciona bien y genera beneficios. Al empleado se le hace partícipe directo de esos beneficios y siente que su desempeño da sus frutos. La consecuencia es clara: el empleado hará lo posible por seguir mejorando su desempeño con la intención de que el restaurante en el que trabaja genere más beneficios.

La promoción interna puede ser clave

De nuevo nos estamos refiriendo a negocios que pueden tener una plantilla considerable. Y una vez más, se trata de que los camareros trabajen por el bien del restaurante.

Si el camarero es consciente de que existe una promoción, con el paso del tiempo puede ser encargado de sala, de cocina o un rol similar, seguramente trabaje en pos de ese objetivo. Además, esto tiene un beneficio colateral: estos camareros comenzarán a desarrollar nuevas capacidades con lo que podrán dar un valor añadido el negocio.

No dejes de lado la formación de los camareros 

Siendo pragmáticos, es evidente que una buena formación requiere tiempo, recursos humanos y económicos. Sin embargo, los beneficios de tener un equipo de camareros que sean capaces de abordar distintas tareas son numerosos.

También hay que sumar la motivación que tendrán cuando sientan que pueden abordar nuevos trabajos y adquieren nuevas habilidades. Y que están pasando de ser simples camareros a especialistas dentro del sector. Algo que conlleva una gran satisfacción por el hecho de poder realizar un trabajo de mayor calidad.

camareros

Todos los camareros son igualmente importantes

Pensar lo contrario es un error. Cierto es que el chef es quien ejecuta el plato pero, ¿qué sería de un restaurante sin un camarero que dispense un trato exquisito? Esto nos lleva a hablar de una motivación que es compleja de ofrecer. En todo momento, la persona que esté al cargo debe transmitir la importancia que todos tienen.

No importa que la tarea que desempeñen sea nimia o sencilla. Un camarero que se siente como una pieza clave del engranaje estará satisfecho. Por lo tanto, trabajará al 100% de sus posibilidades en todo momento.

Permite que haya cierta conciliación con su vida personal

Los camareros siempre tienen que estar al pie del cañón. Sin duda puede ser un trabajo duro y sacrificado. Pero, si permitimos cierta conciliación, días libres, horario flexible, remuneración variable o similares, tendremos a un equipo de camareros más motivados.

Saber que las personas que dirigen el negocio son conscientes de su vida personal y de las facilidades que pueden darles para conciliarla, hará que su implicación sea mayor.

Gracias a estos consejos para mantener a los camareros motivados no solo lograrás la propia motivación. Estas pautas también le permitirán a tu negocio ir un paso más allá y ofrecer un valor añadido.

Un equipo humano motivado tiene beneficios para los miembros del mismo y para el conjunto. Unos beneficios que pueden cristalizarse en un número mayor de clientes, de ingresos o una mejor reputación. De este modo, trabajando como profesionales, tal y como lo hacemos en Adisa Cooking, tu restaurante será todo un referente dentro del sector.

camareros