7 consejos para aprendices de cocina. ¿Preparados futuros chefs?

La cocina es un mundo donde la creatividad y personalidad de cada cocinero se ve reflejada en el plato, dando lugar a creaciones únicas donde los sabores te transportan por un viaje de sensaciones.

Para llegar a sorprender al comensal con nuestras elaboraciones se necesita pasión, conocimiento previo y experiencia en el sector.

Nadie nace sabiéndolo todo.

Antes de llegar a tener su propia cocina, un chef necesita años de práctica y aprendizaje de forma personal, en escuelas de hostelería y, por supuesto, en las propias cocinas.

¡Es en estas últimas donde más se aprende!

Si estás decidido en llegar a ser un futuro gran chef, los siguientes 7 consejos para aprendices de cocina te ayudarán en tu camino:

Humildad por encima de todo.

Lo primero que tienes que tener claro al llegar como aprendiz de cocina es que no lo sabes todo. Parece algo obvio pero muchas veces, nuestras ganas por demostrar que sabemos mucho y merecemos estar ahí nos hace adquirir un tono soberbio que nunca gusta a nadie.

Ten siempre presente que aquellos que te están enseñando llevan años de experiencia y la mayor parte de veces, tienen razón.

Procura aceptar las críticas escuchando muy atentamente para obtener la parte positiva que te ayude a mejorar. Y no te quedes solo con lo negativo.  

Sé curioso.

Un día en unas cocinas profesionales es una fuente constante de conocimiento. Si solo te dedicas a tus labores y no preguntas, no conseguirás aprovechar al máximo la experiencia.

Haz todas las preguntas que te ronden por la cabeza. Piensa que cada respuesta será un pasito más en tu aprendizaje.

Pregunta si puedes probar las preparaciones, modos de elaboración y emplatado, métodos de conservación de alimentos…

Incluso puedes hacer preguntas sobre la cocina y su disposición y organización de elementos, para que el día que te conviertas en un gran chef con su propio restaurante, conozcas al detalle las posibilidades y materiales que te ofrecen y puedas personalizarla a tu gusto, como las cocinas Adisa.

Estudia y lee mucho sobre cocina.

Busca libros de recetas para aprender distintas combinaciones de sabores y diferentes formas de preparación. Los cocineros más destacados te darán grandes ideas.

Compra también revistas de cocina para estar a la actualidad en cuanto a tendencias o noticias del sector.

Demuestra ganas, interés e iniciativa.

Desde el momento en que entres por la puerta, que se vea tu entusiasmo e interés por la cocina. Si has acabado tus tareas, ofrécete para ayudar a tus compañeros con los platos o la limpieza.

No dudes en ofrecer sugerencias a los chefs respecto a los platos. Si has estudiado y tienes nuevas ideas, házselas saber.

¡De pequeñas ideas pueden salir grandes creaciones!

Demuestra que aprendes.

No hay mayor satisfacción para un profesor que ver cómo sus alumnos demuestran lo aprendido y lo ponen en práctica.

Absorbe todos los consejos y demuestra que los has aprendido y ahora forma parte de tu día a día como cocinero.

Máxima puntualidad y limpieza.

Obligatorio en toda cocina profesional y más cuando eres aprendiz de cocinero y todos tus movimientos se observan. No te despistes con las horas y procura ser el primero en entrar a las cocinas y el último en irte.

Respecto a la limpieza, es vital mantener los utensilios y el espacio perfectamente limpios y listos para ser utilizados. Agradecerás las cocinas Adisa por la facilidad en la limpieza de todas las partes.

Viaja para conocer diferentes tipos de cocina.

Aprovecha siempre que puedas para ir a nuevos restaurantes en tu país o fuera. Las diferentes gastronomías te ayudarán a desarrollar el paladar y poder percibir mejor los sabores de los alimentos.

Te ayudará además a crear tu propio estilo y poder desarrollar una cocina más personalizada que te lleve a convertirte en un gran chef.