Cómo lograr un buen clima laboral en la cocina

A la hora de entregar un plato al comensal sabemos que hay determinados procesos que hacen que la ejecución de éste sea perfecta. La pieza fundamental está compuesta por la persona que está detrás y su alrededor. Si por alguna razón se ven afectados, se verá reflejado en el resultado final. Tener un buen ambiente laboral en nuestra cocina es primordial para que todo funcione a la perfección y nos permita trabajar mejor en un buen clima entre compañeros.

Hay varios tips que pueden seguirse para lograr un entorno positivo, garantizando que en tu cocina se trabaje eficientemente y respondiendo bien a los problemas y la tensión que se vive en ella.

1- Comunicarse es clave. Tanto para las buenas o malas noticias, dialogar en una cocina es fundamental. A la hora de atravesar un problema, explicar las cosas con calma permitirán que trabajar bajo presión sea más fácil. Pero no todo lo que se diga tiene que ser negativo, también hay que felicitar cuando las cosas salgan bien, para subir ánimos y mantener la motivación. Como dice uno de los principales axiomas de las RRPP: “Hacerlo bien y hacerlo saber”.

2- Establecer metas diarias y prever problemas. Todos los días nos encontramos con nuevas situaciones, y por eso estar preparado es básico. Realizar reuniones antes de cada jornada o poner una pizarra en la cocina permitirá planificar y organizar, fortaleciendo el trabajo a realizar.

3- Ser tolerante. Siempre hay que estar abierto a escuchar las críticas, tanto las constructivas como las negativas, para mejorar y desempeñar mejor nuestra labor. Es muy probable equivocarse a la hora de cocinar, y por eso se debe aprender de los errores. Este valor también debe hacerse extensivo a la relación con los compañeros que puedan estar fallando o aprendiendo.

4- El líder deberá actuar como tal. El responsable de la cocina debe estar al tanto de lo que pasa minuto a minuto, tanto dentro como fuera de la cocina. Éste deberá ser eficaz, motivador y abierto a la hora de recibir comentarios. Debe transmitir todo lo que está sucediendo a sus compañeros y estar dispuesto a ayudar ante cualquier tipo de problema.

5- No todo es dentro de la cocina. Es importante organizar actividades de ocio fuera del trabajo para generar integración entre los empleados. La buena relación entre ellos favorecerá el trabajo en el restaurante.

6- Un ambiente pulcro y organizado. A la hora de desempeñar una labor como la de cocinar se da por sentado que debemos hacerlo en un lugar limpio. No es un factor menor, ya que además de la higiene, hay que tener en cuenta que el orden de los elementos e ingredientes permite la eficiencia dentro de la cocina.

En Adisa Cooking sabemos lo que representa trabajar dentro de una cocina, y por eso queremos compartir todos estos consejos, que te ayudarán a construir un equipo productivo y comprometido, mejorando el rendimiento y garantizando clientes satisfechos. Por que no solo nos importa crear cocinas perfectas, sino también que los resultados sean perfectos.