La historia de la Estrella Michelin

Actualmente la estrella Michelin se ha convertido en un sello distintivo de la buena cocina a nivel mundial. Los aficionados al buen servicio y la comida exquisita, usan tales estrellas para encontrar los mejores sitios donde degustar bocado a bocado cada plato.
Por tal razón, conseguir una estrella Michelin se convierte en todo un reto y honor para los chefs que día a día trabajan para ser excelentes en sus restaurantes.
En Adisa, os queremos hablar sobre esta estrella y todo lo que comporta en el mundo gastronómico.
En 1900 se creó la guía Michelin que daba información sobre lugares de interés, servicios, alojamientos y un largo etcétera de cosas. Unos años más tarde, esta guía se centró en el mundo de la restauración y se acabó convirtiendo en uno de los referentes mundiales para el buen comer.

Un restaurante, puede optar a conseguir tres estrellas Michelin:

  • La primera estrella que ofrece al restaurante la reputación de muy buen restaurante en la categoría del plato.
  • La segunda estrella que se complementará con la primera y otorgará al restaurante el reconocimiento de cocina excelente, una cocina por la que vale la pena desviarse.
  • La tercera estrella, el anhelo de los chef de todo el mundo y un reconocimiento que pocos han logrado conseguir. Esta tercera estrella es la que marca que en un restaurante se sirve una comida excepcional por la que vale la pena realizar un viaje especial.

¿Y cómo otorgan los inspectores de la Guía Michelin estas estrellas?

Los inspectores encargados son anónimos y reservan mesa sin identificarse, cenando como un cliente más entre la multitud. A partir de la cena y de los platos presentados, el inspector realiza una valoración del restaurante y su calidad. Para valorar correctamente un plato, los inspectores juzgan diferentes aspectos como la creatividad, la combinación de sabores y la uniformidad de las normas culinarias.

Lógicamente, para conseguir este reconocimiento se necesitan horas de trabajo y determinación para conseguir la excelencia en todos los servicios. Además, en Adisa consideramos que no hay nada mejor para que un chef pueda desarrollar todo su potencial que una cocina capaz que se adapte a sus necesidades. Es por esta razón que en todos nuestros proyectos trabajamos basándonos en las necesidades de cada chef, consiguiendo espacios personales y de calidad. Así que,si quieres una cocina adaptada a tus necesidades, no lo dudes y consúltanos en www.adisacooking.com