Cómo sobrevivir a una cocina desconocida.

Cuando empezamos un nuevo trabajo muchas veces nos preguntamos cómo debemos actuar para dejar una imagen profesional. En el mundo de la alta cocina, los chefs deben saber moverse en la cocina para poder cubrir un servicio de manera eficiente, por esta razón, es importante aprender a adaptarse con rapidez a una cocina desconocida. En Adisa, sabemos que cada cocina es diferente, no obstante, queremos darte algunos consejos generales para que puedas sobrevivir sin problemas a tus primeros días

  1.  Prepárate.
    Lo mejor que puedes hacer en tus primeros días es llegar pronto a tu puesto de trabajo. Aprovecha para preguntar tus dudas, como por ejemplo, donde están las cosas que necesitas, como funcionan algunas máquinas o cuanto duran los servicios.
  2. Observa a los otros chefs.
    Como ya hemos comentado cada cocina es un mundo y en ella existe un sistema de trabajo. Es importante observar el estilo de trabajo en cocina para adaptarse a este lo antes posible.
  3. No te quedes quieto.
    En una cocina cada persona tiene su función y el ritmo normalmente suele ser frenético. No te quedes sin hacer nada y si no hay nada que hacer puedes ayudar a otros en sus tareas o aprovechar los minutos para ordenar tu puesto de trabajo.
  4. No tengas miedo a preguntar.
    Los primeros días es normal que las dudas te asalten cada cinco minutos. Es importante preguntar las cosas más vitales como horarios de ingreso o de servicio, así como la disposición de los diferentes puestos de trabajo. Recuerda siempre intentar identificar los mejores momentos para preguntar sin estorbar.
  5. Demuestra tus ganas y tu interés.
    Demostrar que tienes ganas de seguir creciendo y formándote como chef dejará entender a tus compañeros y al chef principal tu predisposición para el trabajo. Aprende siempre e intenta exprimir el conocimiento de los profesionales que te rodean.
  6.  Adelántate.
    Durante el servicio observa que falta por hacer y hazlo. Puedes fijarte en las tareas que se deben hacer rutinariamente y aprovechar los momentos sin trabajo para avanzar tareas que después te pedirán.
  7. Mantén una buena relación con tus compañeros.
    Para trabajar de manera relajada y poder centrarte al 100% en tus tareas es importante tener una relación agradable con tus compañeros. Es importante tener la convicción de que para realizar un servicio óptimo debéis actuar como un equipo.

Finalmente, esperamos que estos consejos hayan sido de interés y os animamos en vuestros primeros días como chef. Sobre todo, es importante recordar que todo buen chef empezó como aprendiz y que con pasos pequeños puedes llegar muy alto en la alta gastronomía.